Blogia
psicotikblog

San Valentín

San Valentín<hr> Quiero dedicar este post a todos aquellos capullos que siguen pensando que el día de San Valentín, más conocido como el Día de los Enamorados, es una invención de El Corte Inglés.

'El día de San Valentín tiene más historia de lo que parece. Aunque actualmente, como tantas otras fiestas, se ha convertido en una jornada consagrada al consumismo, en realidad el 14 de febrero ocupa un lugar destacado en el calendario cristiano. Esta fecha recuerda la historia de dos santos católicos, uno de los cuales, el San Valentín que hoy celebramos, vivió en Roma en el siglo III d. C.

Se trataba de un sacerdote que no lo tenía nada fácil. En aquellos tiempos, bajo el mandato del emperador Claudio, el cristianismo era una religión prohibida, y todos los que insistían en difundir las enseñanzas de Jesús eran duramente castigados. Pero Valentín no estaba dispuesto a renegar de sus creencias, y decidió defender su religión incluso con riesgo de perder la vida.

Valentín y Claudio se enfrentaron cuando este último impuso una dura prohibición: que los soldados romanos pudieran contraer matrimonio. El tirano pensaba que, si tenían una agitada vida conyugal, no serían tan eficaces en el campo de batalla.

Valentín, sin embargo, no estaba de acuerdo con semejante imposición, y decidió casar en secreto a todas las parejas que lo desearan. Durante un tiempo, el sacerdote pudo seguir con su labor, esquivando a las autoridades. Pero la autoridad fue más fuerte y Valentín acabó encarcelado.

Fue entonces, en la prisión, cuando se produjo, según la leyenda, el milagro que le convirtió en santo: el carcelero de Valentín, que sabía que éste era hombre de letras, le encomendó la instrucción de su hija Julia, ciega de nacimiento.

Ambos congeniaron, y Valentín no sólo le transmitió sus enseñanzas, sino también su fe. Cuenta la leyenda que Julia, un buen día, abrió los ojos y conoció todo aquello que sus ojos nunca habían contemplado. La víspera del día de su muerte, el sacerdote le escribió una carta a la muchacha, en la que le pedía que siguiera creyendo en Dios. Al día siguiente, que era 14 de febrero, Valentín fue ejecutado.

Muchos años después, a finales del siglo V d.C., el papa Gelasio decidió establecer esa fecha como conmemoración de aquel sacerdote que se enfrentó a las autoridades y defendió a capa y espada la fe y el amor.


Otra Versión es la siguiente:

Muchos historiadores sostienen que la Iglesia Católica fijó esta conmemoración para cristianizar una festividad pagana de la antigua Roma.

Se llamaba Lupercalia y se celebraba el 15 de febrero. Ese día, los romanos sacrificaban animales y fabricaban correas con tiras de piel ensangrentada. Se creía que aquél que recibiera un golpe con esas correas se volvería más fértil. Por eso, las personas que querían tener hijos acudían en masa a esta celebración, asociada por todos al amor y al sexo.

Cuando el papa Gelasio, a finales del siglo V d.C., decidió prohibir esta fiesta pagana, sus incondicionales la siguieron celebrando en secreto, aunque le cambiaron el nombre y la fecha. Pasó a celebrarse el 14 de febrero, coincidiendo con el ya popular día de San Valentín. Y aunque su origen no esté claro, en cualquier caso, ésta no deja de ser una jornada en la que el protagonista es el amor.



Via: Aula de El Mundo
p s i c o t i k b l o g . h e l l b o y
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres